Allanaron un búnker en Once donde un periodista compró droga en vivo

La Policía de la Ciudad realizó un allanamiento este miércoles por la noche en un búnker en el barrio porteño de Once, donde un periodista había comprado droga en vivo para mostrar cómo comercializaban estupefacientes.

El procedimiento se produjo en un edificio ubicado en la calle Sarmiento al 3100. En ese lugar, el notero había estado un mes atrás y había sido amenazado.

Pese a vivir ese tenso momento, el periodista Fabián Rubino se dirigió nuevamente a este lugar, que se encuentra frente al Centro Cultural Konex, y preguntó si vendían drogas.

Ante esto, le respondieron que sí y le ofrecieron una dosis por $1.500. La secuencia fue captada por la cámara y fue emitida en vivo. Desde el estudio, uno de los panelistas se encargó de realizar la denuncia al 911.

“Ahora me estoy enterando que hay un operativo y que están allanando el búnker. Eso fue a la mañana, ya se fueron todos”, explicó Rubino en declaraciones radiales.

Sobre lo que pasó después del llamado a la Policía, dijo: “Ahí quedamos al aire, llamamos al 911, llegó la policía, llamaron a secretarias, fiscalías, me llevaron a la comisaría, me tomaron la declaración y quedé afuera. Me fui caminando al canal”.

“La bolsita se la di a la policía que hicieron el reactivo. No lo compré para consumir, se lo di a ellos para que tengan la prueba”, explicó el periodista, que no fue “imputado en nada”.

“Son las cosas que se pasan por la cabeza y no lo analizas y no lo pensás. Habían ido a un bunker y, a punto de entrar, sale un chiquito menor de edad y me partió la cabeza. Cuando pregunté si había alguien y si se podía comprar me dijeron que sí para mi sorpresa. Pregunté cuánto salía y me dijeron 1500. Todo por una puerta que tenía 7 centímetros. No sé qué vendían pero algo vendían”, concluyó.

Atraparon a un joven que vendía droga en Palpalá

Los reclamos por constantes robos y falta de presencia policial se volvieron una constante de los residentes a lo largo y ancho de la ciudad. Dentro de ese contexto de delincuencia, el barrio San José está apuntado como el epicentro de la problemática.

Justamente en dicho sector, este jueves por la mañana policías corrieron a un joven que vendía estupefacientes sin ningún tipo de escrúpulos.

Una señora que vive en el lugar fue testigo de lo sucedido y dijo que lamentablemente es algo de todos los días, y que ya se volvió una costumbre. Manifestó tener miedo con lo que acontece y se mostró sumamente preocupada.

Es una costumbre en este barrio. Era un chico que se dedica a vender droga y lo venía persiguiendo la policía y lo atraparon acá. Es una imagen de todos los días.